PEÑA CULTURAL FLAMENCA DE CANDELEDA

General

CANDELEDA: NAVIDAD-2015

Escrito por flamencosdecandeleda 11-12-2015 en General. Comentarios (0)

CANDELEDA: NAVIDAD 2015

Ramón Lorente De la Luna

  La Navidad candeledana es muy especial. Los días alrededor de Navidad y hasta pasado el día de Reyes, los tradicionales instrumentos navideños, calderillos, calderos y calderones, de hierro, de bronce o de cobre, aquellos donde se cocían antes los avíos para las matanzas, junto a zambombitos, zambombas y zambombones, algunos enormes, como uno de más de un metro de diámetro y más de dos metros de largo, que es preciso llevar en un carro, posiblemente la zambomba más grande del mundo mundial, atronarán las calles de Candeleda, junto a las bonitas tonadas y canciones navideñas. A ellos se unirán sartenes, almireces, yerros, botellas de rascar, y algún que otro instrumento de cuyo nombre no me acuerdo ahora.

  Las fiestas de Navidad son alegres en cualquier parte. Pero son singulares en toda la comarca de la Vera, especialmente en Candeleda. Son días familiares, de estar juntos, de ir de una casa a otra, donde las buenas gentes se convidan en lo que buenamente tienen.

  Son días de aguinaldo, de dar algo a los demás en estos tiempos de dificultades económicas. El aguinaldo estará en razón de lo que se ha sacado durante el año, y de lo que se espera sacar el venidero. Así se organizan las cuadrillas de pequeños, que ya desde chicos empiezan a imitar a sus mayores en el arte de tocar los instrumentos arcaicos, de allá de los primeros años del hombre.

  Las canciones son realmente preciosas. Recuerdo algunas que se me quedaron grabadas muy hondo. En el Palacio del Ruiseñor:

1 Estando trabajando    2 Yo la dije rubita,

en el palacio del Ruiseñor,  si usted me quiere,

yo vide una rubita  yo soy su amor,

muy pequeñita me enamoró.    le regalaré una cajita,

yo vide una rubita  llenita, llenita,

muy pequeñita me enamoró  de polvos de arroz.

5 Ere una mielosa  6 Cómo quieres que olvide,

que con tus mieles  habiendo estado,

viva el amor,      viva el amor,

a todos los enmielas  las horas y minutos

y a mí no puedes,  contigo hablando,

y adiós, adiós.      y adiós, adiós.

  Aunque otras me resultaban un poco guasoncillas. Una pelirrubita:

Una pelirrubita

me la ha plantado,

viva el amor

teniendo yo más leyes

que un abogado,

y adiós, adiós.

  Y no puede faltar la letra de alguna jotilla. Si me quieres escribir:

Ya sabes dónde yo vivo 

si me quieres escribir,

ya sabes dónde yo vivo.

en la sierra con mis cabras,

muerto de frío y sin vino.

A la tu ventana hay una zambomba,

pa que se diviertan, ay, los de la ronda,

ay los de la ronda y los de Candeleda

a la tu ventana hay una alameda.

  Pero a todos, mujeres y hombres, nos traerán aquellos bellos recuerdos de nuestra infancia, y de nuestra juventud. Nos acordaremos de aquella linda muchacha, o de aquél muchacho, que desde pequeños era nuestra ilusión de cara a formar una familia, y que por razones nimias, que hoy nos avergonzarían, no pudo ser. Otros y otras si formaron una familia, hoy ya con sus hijos y nietos. Muchos seguirán viviendo en Candeleda, otros se habrán visto obligados por la fuerza del destino, a fijar sus domicilios en otras poblaciones.

  Pero a todos, por igual, nos volverán aquellos recuerdos de nuestra infancia y de nuestra juventud, cuando juntos en cuadrilla, pedíamos el aguinaldo de casa en casa, y tocábamos por las calles nuestros básicos instrumentos musicales. Eso sí, todos sabíamos nuestras preciosas canciones.

  La Junta Directiva de la Peña Cultural Flamenca de Candeleda deseamos a todo el mundo, incluidas por supuesto todas las personas que nos siguen en nuestro blog “flamencosdecandeleda.es”, que estas entrañables Fiestas nos animen algo más el espíritu, y que tengamos fe en nuestro futuro. Los españoles siempre hemos salido de todas.

  También os animamos a seguir confiando en que Dios nace en Belén para todos, especialmente para los amantes del universal y noble cante flamenco.

  Vaya desde estas líneas con nuestro mejor deseo para todos una

FELIZ NAVIDAD 2015 Y VENTUROSO AÑO 2016


Día de Difuntos

Escrito por flamencosdecandeleda 02-11-2015 en General. Comentarios (0)

Día de Difuntos

  Es día 2 de noviembre. Hoy, haga el tiempo que haga, los españoles, en su gran mayoría, y siguiendo sus ancestrales tradiciones, bueno como las tradiciones de casi todos los pueblos del mundo, visitarán las tumbas donde yacen los restos de sus deudos. De todas aquellas personas que a través de los tiempos nos han precedido en penas y en llanto, en sufrimiento, pero también en la alegría de vivir. De haber pasado por este mundo que llamamos Tierra, dejando la semilla de su esfuerzo, de su alegría y de su descendencia.

  Hoy, en una escena absurda y de poco gusto, los restos de muchas personas son esparcidos en forma de ceniza por tal o cual lugar. Eso quiere decir que sus deudos no tendrán la obligación de ir a ver esas cenizas, porque con los primeros aires, y las primeras lluvias, habrán desaparecido.

  Por el contrario, el resto de las personas normales o tradicionales, visitarán los cementerios. Los bellos cementerios de nuestra esta siempre denostada por unos, pero amada por casi todos, España.

  Y en el silencio del recinto del camposanto, comprobaremos que a todos nos iguala el rasero de la muerte, y vienen a mi mente las letras del gran poeta Jorge Manrique:

Este mundo es el camino

para el otro, qu´es morada

sin pensar;

más cumple tener buen tino

para andar esta jornada

sin errar.

  Y recordaremos a nuestros padres, hijos, abuelos, bisabuelos, hermanos y demás parientes, sin darnos cuenta que a lo mejor nuestros más cercanos parientes procedían de otras tierras lejanas. Pero que en tocando al fin de nuestros días, todas las tierras y todos los parientes descansan en el sueño eterno.

  Aquellos que tenemos una creencia sentida y religiosa, sabemos que un día, en la consumación de los tiempos, habremos de vérnoslas con el Sumo Creador.

  En este día los cementerios españoles estarán rebosantes de flores, de recuerdos, de oraciones por aquellos que se fueron.

  En el bello cementerio de Candeleda, los difuntos tienen la gran suerte de estar mirando a su hermosa Sierra de Gredos. Una bella estampa que los acompaña y los cobija en el esperar hasta la resurrección del último día.

  Vaya para todos ellos mi oración y mi sentido recuerdo.


CABILDO DE LA VERA CRUZ DE CANDELEDA

Escrito por flamencosdecandeleda 07-10-2015 en General. Comentarios (0)

MUY ANTIGUA Y VERDADERA COFRADIA DE LA SANTA VERA CRUZ DE CANDELEDA

CABILDO GENERAL ORDINARIO CELEBRADO EL DÍA 1 DE MAYO DE 2015

EN LA CASA PARROQUIAL DE CANDELEDA.

En el Cabildo celebrado el 1 de mayo de 2015, se adoptaron entre otros los siguientes acuerdos:

-Empezó a las 17 horas, presidido por su Mayordomo D. Gonzalo Lancho Fernández. Estaban  presentes el Director Espiritual y demás miembros de la Junta Rectora. Asisten 75 cofrades.

-El Mayordomo impuso el distintivo de la Cofradía a 13 nuevos Cofrades (hermanas/os), entregándoles su respectiva cruz, signo de la Cofradía.

-El Secretario informó que se habían producido 13 altas, y 8 bajas, todas a petición propia.

-Nombramiento de nueva Junta Rectora.-

*-Hermano Mayor: continúa en este cargo D Mario Padrón Villarreal.

*-Mayordomo: recae el cargo en D. Rafael Garrido Sánchez.

*-1º Rector: recae el cargo en D Ángel Luís Peñalver Acosta.

*-2º Rector: recae el cargo en D César Ramírez Sánchez,

-Continúan en sus cargos D. Demetrio Mesa Morcuende, Secretario; D. Ramón Lorente De la Luna, Vicesecretario de Comunicación; D. Cirilo Muñoz Arroyo, Vicesecretario Económico, y D. Oswaldo Serrano De la Fuente, como Vicesecretario de Organización.

-La procesión del Corpus-2015 se celebró el 7de julio. El paso de la custodia fue portado por los costaleros y capataz del paso del Nazareno.

-Al terminar el Cabildo se dijo misa y se realizó la Procesión de la Cruz de Mayo. Finalizados estos actos se tomó un aperitivo con limonada por los asistentes, como es antigua tradición en la Cofradía.

-Se cerró el Cabildo a las 17´50 horas.

Notas de interés:

-El domicilio legal de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Candeleda es:

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Candeleda

c/ Narciso López Pintor, 2

05480-Candeleda (Ávila)

-Para correspondencia habitual dirigirse a:

Demetrio Mesa Morcuende

c/ Sierra, 9

05480-Candeleda (Ávila))

Tel. del Sr. Secretario: 920382008 email: floristeriaanacandeleda@gmail.com

Tel. del Sr. Vicesecretario de Comunicación: 639554021 email: rlorente90@gmail.com

Blog de la Cofradía: cofradesdecandeleda.blogspot.com

Otros blogs colaboradores: ramonlorentedelaluna.blogspot.com

  flamencosdecandeleda.blogspot.es

ESTATUTOS DE LA COFRADÍA

Se encuentran pendientes de aprobación por el Sr. Obispo de Ávila. Tan pronto como se produzca este hecho, se pondrás en conocimiento de todos los cofrades, simpatizantes de la Cofradía y público en general.


DICCIONARIO BREVE DEL CULTIVADOR DE TABACO

Escrito por flamencosdecandeleda 04-10-2015 en General. Comentarios (0)

DICCIONARIO BREVE DEL TABAQUERO (CULTIVADOR DE TABACO)

Por Teodora Infante Hernández

  Estas son algunas de las palabras usadas en el argot del cultivo del tabaco:

ACOSTANAR.- Significa que si el sol calienta demasiado para una planta recién trasplantada, la quema el tronco y la planta se daña, y es necesario poner otra en su puesto. Esto da mucho trabajo y se gasta mucha planta.

BANDEJA.- (Ver también “Semillero”). Hasta los años de la década de 1980 el semillero se ponía en la tierra, en forma de rectángulo, se depositaba la semilla, y había que mantener la tierra siempre bien húmeda para que la semilla germinara. Y así hasta su trasplante a la tierra. A partir de la citada década se empezaron a usar las bandejas, pequeños semilleros portátiles, mucho más cómodas.

COLGADERO.- (ver también “Enramada”). Es un edificio cerrado con grandes ventanas por las que pudiera penetrar el aire. Estaba equipado de vigas en las que se sujetaban alambres a lo largo del techo. De las alambres se “colgaban” las matas enteras de tabaco cortadas a mano. Se sujetaban con una púa clavada en el tronco. O bien atando dos o tres matas (según tamaño), con un trozo de alambre o un viscal (cuerda hecha de esparto); cuando se completaba el colgadero se cerraba la puerta y el tabaco se secaba poco a poco con el aire que penetraba por las ventanas. Era corriente sustituir las púas, en aquellos años algo caras, por trozos de palo aguzados, bien de chupones de olivo, caña hueca, jara, etc., pues todo ello suponía un ahorro en dinero.

DESCOGOLLAR.- Acción de cortar la flor que cada mata de tabaco echa cuando está madura. Es una flor preciosa, pero no se utiliza para nada. Al cortarla se beneficia el desarrollo de las hojas.

ENRAMADA.- (ver también “Colgadero”). La enramada en un edifico destinado por lo general al resguardo del ganado, tanto del frío como de la lluvia. Carece de la pared de un lateral, por el que accede el ganado. En los años de gran producción de tabaco era necesario aprovechar cualquier tipo de edificio que permitiera colgar el tabaco para su secado, transformando las enramadas en verdaderos “colgaderos”; como era lógico el aire entraba por el lateral que no tenía pared. En muchas ocasiones se colgaba en las mismas viviendas de Candeleda. Incluso en balconadas y galerías exteriores de las viviendas.

FLOR.- La planta cuando ha dejado de crecer lo hace sacando una flor en su cogolla. Esta flor se corta para dar más fuerza a las hojas, porque aunque es grande y bonita no sirve para nada.

HORNO O SECADERO.- Es un edificio hecho especialmente para secar el tabaco. Está equipado con una instalación energética apropiada. Las hojas de tabaco, recogidas de cada mata por una máquina especializada, se depositan en unos contenedores específicos, que se van introduciendo en el horno, hasta completar su capacidad. El tiempo de secado depende del estado de las hojas recolectadas.

ROSQUILLA.- Se llama así a una oruga o gusano, que se come la planta a ras de la tierra. Entonces es necesario poner otra en su puesto. Una plaga de “rosquilla” puede dar al traste con una plantación de tabaco.

SEMILLA.- Hasta los años de la década de los 1980, cada tabaquero seleccionaba las mejores matas de su plantación y las dejaba crecer su flor. De éstas, una vez secas, recogía las semillas para utilizarlas el año siguiente en su semillero. Ahora las compañías tabaqueras ponen una parcela de plantas con el objeto de que florezcan y sacar las semillas. En febrero de cada año entregan a cada tabaquero la cantidad solicitada en función de la producción que se le asigne, para que haga su semillero.

SEMILLERO.- (Ver también Bandeja).- Hasta los años 1980, lo normal era que cada tabaquero preparase su propio semillero. En ocasiones varios tabaqueros se unían y sembraban un semillero común. El semillero era, por lo general, una pequeña era, de unos cuantos metros cuadrados, en función del número de plantas que se pensaba poner. Se mullía bien la tierra, se limpiaba de todo tipo de piedras y de hierbas, y se rellenada de mantillo apropiado (bien surtido de estiércol). El lugar elegido debería estar bien protegido del viento y del frío. Se solía sembrar en febrero con la semilla que cada tabaquero había seleccionado de su propia plantación el año anterior. Durante su crianza necesitaba mucho cuidado y esmero para que las plantas nacieran fuertes y robustas.

NOTA.- En los años 1930 Candeleda (ella sola), era la tercera productora nacional de tabaco. De ahí su gran tradición en la especialización de este producto. El tabaco de Candeleda es de alto rendimiento y de gran calidad.. Por tanto, bien merece los comentarios y aportaciones que nos hace nuestra amiga Teodora. Esperamos que siga ilustrándonos con sus conocimientos.


EL CULTIVADOR DE TABACO: SU AZAROSA VIDA

Escrito por flamencosdecandeleda 23-09-2015 en General. Comentarios (0)

EL CULTIVADOR DE TABACO: SU AZAROSA VIDA

Por Teodora Infante Hernández

  Voy a contar la vida triste  y alegre de un tabaquero, es decir, de una persona que se dedica al cultivo del tabaco.

  Su tarea comienza a últimos de febrero, cuando empieza a preparar sus “semilleros”, ya que por estos días le llega la semilla de manos de la Compañía de Tabaco con laque tenga su contrato de cosecha.

  Con este trabajo ya empieza su preocupación. Se esmera en poner el semillero en sitio un poco resguardado de los vientos, ya que si vienen fuertes se lo pueden dañar.

  El tabaquero comienza depositando las semillas en unas bandejas que ha rellenado de mantillo, y con una máquina especial deposita cada grano de semilla en un departamento de los 250que tiene cada bandeja. Así hasta completar un número más alto de plantas de las que tiene concedidas por si alguno de los semilleros fallara.

  Deposita las bandejas en una balsa llena de agua que va vigilando para que no las falte nunca agua suficiente. Así las vigila hasta que en mayo se trasplantan en la tierra. Con este trabajo empieza la preocupación: si nacerá bien, si le puede afectar algún hongo, si en verano hará buena temperatura dado que si es demasiado fresca puede llenarse la planta de virosis, si habrá agua suficiente para regar o será un verano seco porque no llueva en la primavera y los manantiales no estén suficientemente surtidos.

  A primeros de marzo empieza a labrar las tierras, a repartir el estiércol, a mirar al cielo no vaya a llover y no pueda entrar a labrar la tierra y ponerla a punto para la “postura”, esto es, el trasplante del semillero a la tierra, planta a planta.

  Con el mes de mayo llega la postura para la que ha habido que poner las máquinas a punto, para que cuando se empiece a trasplantar no haya problemas y todo esté preparado y no se pierda tiempo.

  El tabaquero siempre está pendiente del cielo. Así si empezó la postura y llueve demasiado tiene que parar porque la tierra pierde las buenas condiciones, o por el contario, si no llueve la tierra estará demasiado seca y las plantas se podrán “acostanar”, es un dicho de esta tierra, o sea, secarse por medio. En este caso hay que echar mano de los motores de riego, montar tuberías y aspersores de riego, y ¡a regar se ha dicho! Todo este montaje supone un montón de trabajo y de dinero a su vez.

  Una vez puesto el tabaco hay que estar pendiente de la “rosquilla” porque si no las matas te dejan la plantación en cuadro, y son pérdidas y trabajo al perdido.

  El tabaquero empieza el día mirando el trabajo que hizo ayer, comprobando si va bien, y así un día y otro, si caerán cuatro chispas de lluvia que a las plantas las viene bien pero a la hierba mejor, porque si no ha curado antes para que no nazca, empieza a salir y crece más que el tabaco. Para que la cura haga efecto la tierra debe tener un grado de humedad adecuado, dado que si tiene mucha humedad no pueda curarse y si tiene poca no hace efecto.

  Dependiendo de cómo venga el tiempo, a mediados de junio si la tierra está muy seca, se comienza a regar, y entre el agua que la planta absorbe por la raíz, y el sol que recibe por las hojas, la planta crece y el tabaquero goza de su trabajo. Esto ya le va animando, y de vez en cuando, subido en su tractor, se echa un cantar, mientras va mimando sus plantas, y su mujer andando detrás destapa alguna planta que se haya podido tapar.

  Por esta época del verano la familia tabaquera empieza a echar cuentas y a ilusionarse viendo como su trabajo presenta buenas perspectivas.

  Como ya es tiempo de calor y hay que limpiar las plantaciones de hierbas toda la familia, ¡padres, hijos e incluso en algunos casos los abuelos!, madrugan para pasar el menos calor posible y aprovechan la fresca, recogiéndose a descansar cuando viene el calor. Comen, se echan la siesta y por la tarde los jóvenes descansan, mientras los padres riegan o hacen alguna actividad en la finca. Y así todos los días mientras haya hierbas que quitar.

  Cuando llega julio se empiezan a ver las primeras flores de la planta, debiendo esperar el tabaquero a que la mayor parte de la plantación esté florecida para comenzar a “descogollar”, esto es, cortar las flores a las plantas consiguiendo así que las hojas se rehagan y comiencen a madurar, de modo que cuando las primeras hojas de abajo de la planta están amarillas es señal de que están maduras, y se pueden empezar a recoger.

  Se sigue regando y se ponen las máquinas a punto para el “repele” o recolección, se repasa el secadero de horno, y cuando todo está listo se empieza el “repele”. El tabaquero lleva la máquina surco a surco, quitando de cada planta cuatro o cinco hojas, mientras otros esperan en los contenedores que van a llevar el tabaco al horno para colocar bien la hojas que la máquina descarga sobre los mismos; y así hasta completar el horno.

  Una vez lleno el horno se pone en funcionamiento vigilando el aire, la humedad, la temperatura y el calor; así hasta ocho o diez días que tarda en secar la hornada. Cuando el tabaco está seco se le da humedad, se lo clasifica, se empaqueta y se almacena hasta que abren el “Centro” de recogida.

  El día que le toca entregar en el Centro, el tabaquero carga su remolque con el número de fardos que le han sido asignados, y muy de madrugada va a entregar su partida; y a que le den el “desayuno”, el cual será bueno si sus fardos han obtenido buena clasificación, y malo si no la han obtenido. Y así hasta que termina la temporada.

  Con este tiempo de entrega el tabaquero va echando sus cuentas, que pocas veces le cuadran, pero es su medio de vida y tiene que seguir adelante pidiendo que el año que viene sea mejor, y pensando en sembrar otra vez el semillero.

  Y esta es la vida de un tabaquero.

NOTA: La autora de tan bonito artículo promete que ampliará la historia de las personas cultivadoras de la aromática planta del tabaco, que viven a la bajada de Gredos.